Causas, tratamientos y prevención para el dolor en la planta de los pies

El dolor en la planta del pie es bastante difícil de soportar. Un dolor al andar en la planta del pie hace que no puedas apoyarte en condiciones y puede llegar a producir dolores en la espalda.

La planta del pie soporta una gran tensión, de la que no nos enteramos cuando tenemos los pies bien pero en el momento en que tenemos algún dolor en la planta de los pies, nos damos cuenta de todo lo que tiene que soportar a lo largo del día.

El talón también soporta una alta presión, aunque si fisionomía hace que el tipo de dolor y de lesión sea diferente.

 

¿Porqué es tan incapacitante que el dolor en la planta del pie al caminar?

Para entender porqué un dolor en la planta del pie te limita tanto debemos tener en cuenta tanto la estructura del pie como su función. Fíjate en la imagen y en forma en que están diseñada la estructura de los huesos del pie. Como ves, en la planta del pie se forma un arco. Sobre este arco, un poco más atrás del centro, está la base de las piernas. Esto quiere decir que todo el peso del cuerpo cae directamente encima del arco.

dolor en la planta del pie por callos

La planta del pie puede doler por muchos motivos, uno de ellos, los callos

Bueno, la verdad es que el peso no está justo en el medio. Si te fijas, las articulaciones del tobillo están un poco más atrás del medio. Cuando estamos parados la mayoría del peso recae en el conjunto de huesos traseros y el talón. Fíjate que son huesos gordos y macizos, precisamente para aguantar tu peso en posiciones estáticas.

Sin embargo en cuanto nos movemos y el pie se inclina el peso cae en el centro del arco que forman los huesos.

Hasta aquí la lección de anatomía… No te preocupes que en pocas líneas vamos a ver porqué tienes dolor al pisar en la planta del pie, pero es necesario que tengamos esto en cuenta para entender porque estos dolores plantares son tan molestos e incapacitantes.

Ya tenemos clara la estructura de los huesos, pero si los pusiéramos sueltos se caerían. Para mantenerlos unidos necesitamos un conjunto de músculos y tendones capaz de aguantar verdaderas proezas. Solo hay que mirar la foto para darse cuenta de la complicación que lleva el conjunto de músculos y tejido tendinoso. Ingeniería pura de la naturaleza.

Ahora párate a pensar cómo funciona el pie. Cuando andamos, corremos o saltamos el peso recae sobre el puente, en la parte superior. Este peso se reparte mediante el arco y acaba llevando la fuerza hasta el suelo. Para poder transferir esta fuerza cinética hasta el suelo los músculos y tendones deben estirarse y encogerse de maner rápida y extrema. Por eso, en cuanto tenemos alguna molestia con la planta de los pies, el dolor es intenso y muy molesto.

Puedes andar con una lesión en el metatarso, pero te costará moverte con un fuerte dolor en la planta del pie.

Principales dolores en la planta del pie

Tipos de dolor en la planta del pie,según la zona de la planta que te duela

Puede que el pie no te parezca muy grande, pero si hablamos de dolores, de lesiones y de problemas tenemos que separar varias zonas del pie. Si tienes que ir al médico por un dolor en la planta del pie cerca de los dedos le dirás que te duele debajo de los dedos, no le dirás que te duele toda la planta del pie.

Por eso vamos a dividir el pie por zonas, para que te sea más fácil distinguir sobre los diferentes dolores.

Dolor en el lado externo de la planta de los pies: los tendones peroneos

La parte externa de la planta del pie es la zona que toca al suelo, la que no tiene puente, el dorso externo del pie. Es una zona en la que actúan, principalmente, dos tendones importantes: los tendones peroneos.

Estos dos tendones (4 en total sumando los dos pies) se encargan de buena parte de la estabilización de los pies y de varios movimientos de flexión y extensión.

Los problemas más frecuentes son hipertensiones, esguinces, y desgarros que derivan en inflamaciones dolorosas: las conocidas tendinitis. En las imágenes siguientes puedes ver este tendón durante una intervención quirúrgica. Como ves, parece un cable pero es mucho más que eso.

Dolor en el metatarso del pie: la metatargalsia

La metatarsalgia es un tipo de lesión que afecta a la planta del pie. Se localiza sobre los huesos metatarsianos, muy cerca del inicio de los dedos. Es un tipo de lesión que ocasiona un dolor intenso y puede llegar a hacer que ni si quiera puedas andar. Aunque su nombre parece una empresa de metalurgia, es una lesión relativamente frecuente, sobre todo entre deportistas y mujeres.

dolor por meatarsalgia

La metatarsalgia es bastante dolorosa y las bolas de rodamiento ayudan a recuperarse

¿Sabes esas ocasiones en las que tienes un dolor en la planta del pie cerca del dedo gordo? ¿O cuando tienes problemas para pisar con las almohadillas del pie? Es entonces cuando lo más seguro es que una metatargalsia haga de las suyas.

Regularmente atiendes a esto como un dolor de las almohadillas del pie, aunque las almohadillas, en sí mismas, son unas bases de tejido adiposo (grasa) que sirve de amortiguación. Pero sentimos que el dolor sale de ahí.

En el caso de los deportistas suele deberse a excesos o al tipo de deporte que practican, pero en el caso de las mujeres… ¿Te atreves a imaginar porqué puede ser? En efecto, por el uso de tacones durante mucho tiempo o rematadamente exagerados.

Hay diversas causas para que suceda una metatargalsia, entre las más comunes:

  • El tipo de pisada que tienes
  • El estilo de andar o de correr
  • El tipo de ejercicio o trabajo que realizas
  • La morfología, la forma de tu pie
  • El calzado que usas
  • Enfermedades vasculares, reumas, artrosis, gota…

Los remedios para el dolor del metatarso en el pie varían según su origen. Normalmente suele ser necesaria la toma de algún analgésico o antiinflamatorio. El dolor de metatarso es muy molesto y dificulta caminar.

La mayoría de ocasiones es una lesión que desaparece con reposo y algo de medicación, sin tener que hacer mucho más, porque en la mayoría de ocasiones aparece porque nosotros mismos lo causamos.

En los casos en que se debe a malformaciones o enfermedades que afectan al pie es necesario, siempre, acudir a un profesional. Pero para el resto de casos bastará con informarnos bien sobre cómo cambiar de hábitos para mejorar nuestra biomecánica, la forma de andar-correr, mejorar el modo en que hacemos ejercicio o la postura mientras trabajamos.

La reina de las lesiones: la fascitis plantar

La fascitis plantar es una lesión que sucede en la planta del pie, justo debajo del talón. La fascia está formada por una membrana fibrosa de tejido conectivo que rodea y envuelve todos los músculos del cuerpo, los tendones, los ligamentos y se encarga de formar las cápsulas articulares.

La fascia plantar se conforma como un tejido plano, que va del calcáneo (el hueso del talón) hasta las falanges (los huesos del pie). También es conocida como ligamento arqueado, y se extiende y comprime en cada paso que das.

Es el tejido del pie que sufre más lesiones, sobretodo en ámbitos deportivos (desde que está de moda correr está en auge esta lesión).

La fascitis plantar ocurre cuando la fascia produce algún tipo de desgarro en otros tejidos y las causas son varias:

  • Mecánica del pie
  • Tipo de pisada
  • Cambio repentino de hábitos
  • Retracción del tendón de Aquiles
  • Exceso de ejercicio
  • Mala postura durante el trabajo
  • Sobrecarga
  • Enfermedades concomitantes (artritis, gota, diabetes…)
  • Calzado inadecuado

El dolor de la fascitis suele estar localizado bajo el talón, en la planta del pie, y es bastante molesto. En ocasiones llega a ser incapacitante.

La solución, al igual que el las metatarsalgias, están en rectificar el motivo que las ha causado (porque en la gran mayoría de casos son provocadas por nosotros) tras haberse recuperado de la lesión.

En casos de fascitis plantar debida a una enfermedad lo primero será siempre acudir a un médico colegiado o especialista, que nos indicará la mejor manera de tratarla.

dolor por callos en los pies

Los podólogos eliminan gran parte de los callos y callosidades con limas eléctricas, eliminando gran parte del dolor

Callos y callosidades en la planta del pie

El dolor de callos en la planta del pie es relativamente habitual y generalmente se soluciona solo. Pero en ocasiones pueden llegar a suponer un problema que ocasione dolores severos, e incluso pueden llegar a requerir intervención (normalmente ambulatoria).

Los callos son durezas que se forman por roce o presión en la piel. Los produce un mecanismo de defensa del cuerpo: cuando sometes a una zona de la piel a más presión o roce de la que debe soportar tu cuerpo fabrica más células de piel para engrosar la zona.

Lo más normal es tener callos cuando cambias de calzado, a principios de verano con sandalias o chanclas o cuando empiezas a caminar con los pies descalzos (ya hablaremos sobre los/las barefooters).

Si un cayo se complica debes acudir a un especialista (un podólogo) pero lo normal es tratarlo en casa, con remedios más bien naturales (agua caliente y piedra pómez).

Tratamientos para el dolor en la planta de los pies

Tratar un dolor plantar requiere un poco de reflexión. Lo primero que tienes que plantearte es qué ha provocado ese dolor. De nada vale pasar dos meses con dolores, a base de medicamentos y masajes, para luego volver a tu vida sin saber qué causó ese dolor.

Parece una chorrada pero no lo es. Cuando tienes un golpe, te clavas algo o te cae algo en el pie es muy fácil saber las causas y no te preocupas más que de recuperarte.

Pero ahora ponte en el papel (puede que sea tu caso) de una persona que se cuida, que hace deporte de forma regular y de repente, un día, empieza a tener molestias en la planta del pie que concurren en una fascitis plantar.

  1. Lo primero que hace es dejar de correr y empezar a darse pequeños masajes él mismo
  2. Cuando los masajes le producen más dolor que placer y le cuesta andar bien, empieza a tomar ibuprofeno
  3. El ibuprofeno le calma, pero la cosa no mejora, así que acude a un profesional
  4. El profesional le da un tratamiento que sigue a rajatabla, habla con él y le da consejos para su deporte
  5. Al final todo vuelve a la normalidad y vuelve a su vida como antes
  6. Lo más seguro es que esta persona acabe volviendo a tener la misma lesión si no ha cambiado nada.

Reflexionar sobre el motivo que te ha llevado a lesionarte es crucial para aprender qué es lo que ha fallado e implementar, si fuera necesario, mejores hábitos que hagan que esa lesión no vuelva a suceder.

Pásate por la guía de salud para los pies que he redactado y mira todo lo que puedes hacer y cambiar para prevenir el dolor de pies.

Tratamientos físicos para el dolor en la planta del pie

Cuando estés recuperándote de una lesión en los pies y la inflamación baje, habrá un momento en el que necesites la ayuda de un profesional que te de masajes.

Los masajes no son solo para relajar, hacer cosquillitas y dar placer, sino para asegurarnos que todos los tejidos, tendones y músculos de los pies recuperan su tono, elasticidad y forma óptimas.

Mi recomendación para los tratamientos físicos es que acudas a un profesional de verdad, un fisioterapeuta de los que han estudiado una carrera.

Hay muchos profesionales que ejercen sin tener unos conocimientos válidos, como los osteópatas u otros trabajadores del mundo de las terapias naturales. Los profesionales del masaje están capacitados para dar masajes, pero no para tratar lesiones.

Piensa que para ejercer de osteópata o tener un centro de masaje o terapias naturales solo hace falta pagar la cuota de autónomos. Sin embargo solo eres fisioterapeuta si acabas una carrera reglada en medicina durante 5 años, aparte de la especialización.

No te fíes de alguien que tiene en su despacho 40 diplomas de cursos de 25 o 30 horas impartidos por cualquier tipo de entidad. Tus pies son demasiado importantes como para dejarlos en manos de cualquiera.

tratamientos dolor de planta del pie

Los hidromasajes son buenos tratamientos para comenzar la recuperación de un dolor

Tratamientos médicos para el dolor plantar

Los medicamentos son muy útiles, sobretodo en las primeras fases de una lesión, cuando sucede la inflamación y es más dolorosa.

Por ejemplo, el dolor en la planta del pie tras correr suele tener una subida al día siguiente y si la lesión es medianamente importante vas a necesitar algo que te calme el dolor y empiece a bajar la inflamación.

Medicamentos como el Paracetamol, el Ibuprofeno o el Diclofenaco son de los más usados en esta fase de las lesiones.

También tienes muchos tipos de pomada para la aplicación vía tópica de estos principios activos.

Aquí me gustaría hacer hincapié en que el uso de medicamentos se refiere, precisamente, al uso de medicamentos. La homeopatía y las cremas homeopáticas ni son medicamentos ni han demostrado que sirvan para nada más que reconfortar. Pueden estar bien cuando alguien se da un golpecito y requiere un “sana, sana, culito de rana” con pinta de pastilla, pero cuando tienes una lesión real debes usar un medicamento real.

Si los analgésico y antiinflamatorios normales no te hacen efecto puede que tengas una lesión más seria de lo que pensabas. En este caso acude inmediatamente al médico (mejor si puedes acudir directamente a un especialista) para que te haga las pruebas que requiera tu diagnóstico.

Tratamientos naturales para el dolor en la planta del pie

Los tratamientos naturales son los que puedes hacer en casa y no necesitan mucha intervención. Se usan para problemas de poca importancia y lesiones leves.

Por ejemplo, un pisotón a una piedra mal puesta en tu camino, si solo resulta ser un golpe molesto, puede solucionarse con baños de agua caliente, frío localizado y masajes que puedes hacerte tú sin mucha experiencia.

Los remedios más naturales para el dolor de la planta del pie son fáciles de llevar a cabo:

  • Baños calientes con hierbas: manzanilla, vinagre, sal, tomillo, romero…
  • Masajes con aceites naturales
  • Masajes con rodillos para pies
  • Estiramientos suaves
  • Presión localizada
  • Aplicación de frío localizado (hielo o guisantes, por ejemplo)

Si tu lesión es leve o tan solo son molestias harás bien en usar cualquier de estos remedios naturales. Si te interesan puedes visitar la sección de remedios naturales para los dolores de pies.

Summary
Dolor en la planta del pie
Article Name
Dolor en la planta del pie
Description
Descubre los problemas que causan el dolor en la planta del pie y qué puedes hacer para solucionarlo.
Author
Publisher Name
DolordePies.online
Publisher Logo